ASOCIACIÓN CANARIA DE NEUROPSIQUIATRÍA  

SEGUNDO INFORME DEL PRESIDENTE

ASOCIACON CANARIA DE NEUROPSIQUIATRIA

 

             

Principal  Anterior                                                             

INTRODUCCIÓN

"Una práctica en espera de una teoría", así definía Benedetto Sarraceno (1994), el que fuera presidente de la Asociación Mundial de Rehabilitación Psicosocial, la rehabilitación del enfermo mental grave de larga evolución. Otros autores han insistido en el carácter empírico de esta nueva disciplina considerándola como una "práctica en pleno proceso de definición" o "estrategias complejas y prácticas multivariadas".

Si no como ciencia, las reformas psiquiátricas no han nacido en los laboratorios sino de los movimientos sociales y políticos, la filosofía de la rehabilitación psicosocial se desarrolla al menos desde tres puntos de partida: el fracaso del manicomio, la insuficiencia de un concepto estricta y exclusivamente terapéutico del enfermo mental crónico y el respeto absoluto de los derechos constitucionales y civiles del usuario. Es, en última instancia, "una práctica donde lo importante es hacer bien lo que sea posible hacer en cada situación particular, tomadas una por una" (Guinea, 1998).

Sobre el arte de la rehabilitación realizada en distintas partes del Estado y sobre sus diferentes formas de abordaje versarán nuestras XII Jornadas de la ACN y los Talleres que complementan a las mismas. Ciompi (1987) considera como principal factor predictivo en la evolución del usuario la expectativa hacia el paciente de los familiares y del personal rehabilitador. Estas jornadas están dirigidas fundamentalmente a estos últimos, los profesionales de la salud mental comunitaria (psiquiatras, psicólogos, enfermeros, trabajadores sociales, auxiliares de clínica, cuidadores, etc.) y tienen la pretensión de compartir conceptos y experiencias que terminen haciendo más eficaces los procesos individuales de intervención.

Dr. Fco. Rguez. Pulido
Dr. Cecilio Hdez. A. de Sotomayor

 

 

Conclusiones de las XII Jornadas de la Asociación Canaria de Neuropsiquiatría

 

Sobre el arte de la rehabilitación realizada en distintas partes del Estado y sobre sus diferentes formas de abordaje versarán nuestras XIII Jornadas de la ACN y los Talleres que complementan a las mismas. Ciompi (1987) considera como principal factor predictivo en la evolución del usuario la expectativa hacia el paciente de los familiares y del personal rehabilitador. Estas jornadas están dirigidas fundamentalmente a estos últimos, los profesionales de la salud mental comunitaria (psiquiatras, psicólogos, enfermeros, trabajadores sociales, auxiliares de clínica, cuidadores, etc.) y tienen la pretensión de compartir conceptos y experiencias que terminen haciendo más eficaces los procesos individuales de intervención.

Conclusiones de las XII Jornadas de la Asociación Canaria de Neuropsiquiatría , "las personas con trastorno mental severo, de pacientes a ciudadanos", celebradas en la Facultad de Medicina de la Universidad de La Laguna entre el 5 y el 7 de Octubre de 2006.
  1. Instar al Ministerio de Sanidad la convocatorio urgente de un Consejo Interterritorial de Salud donde se apruebe la adaptación para el conjunto del estado de la "Estrategia Europea en materia de salud mental" de acuerdo a la Declaración de Helsinki de la OMS y Ministros de salud publica de comunidad Europea.

     
  2. Instar a la Conserjería de Sanidad del Gobierno de Canaria a que en materia de salud mental recojan las orientaciones de la la "Estrategia Europea en materia de salud mental" de acuerdo a la Declaración de Helsinki de la OMS y Ministros de salud publica de comunidad Europea y las trasladecon carácter urgente para su adaptación a nuestro territorio a la Comisión Asesora sobre Atención a la Salud Mental del Gobierno de Canarias.

     
  3. Reclamamos que para hacer efectiva la "Estrategia Europea en materia de la salud mental" y en base a la información epidemiológica que en el 2020 los trastornos mentales y del cerebro constituyen cinco de las diez primeras causas de discapacidad en el mundo desarrollado, consideramos que los gobiernos deben incrementar sensiblemente los porcentajes global financieros destinados a la salud mental. Se debe incrementar la financiación en materia de salud mental de acuerdo a la media europea (El estado español, según el libro verde de la salud mental, porcentual mente invierte menos (5,8%) en salud mental que el Reino Unido o que la misma Lituania).

     
  4. Recomendamos en base a la experiencia y a la evidencia cientifica, que para hacer efectivo el principio de la psiquiatría de la continuidad de los cuidados para la atención de las personas con trastornos mentales graves y persistentes, la mejor manera de organizar los recursos y satisfacer el conjunto de necesidades de estas personas, es través del Tratamiento Comunitario Asertivo (TAC). El tratamiento Comunitario Asertivo (TAC) es una forma de proveer un número variable de servicios a las personas que ha sido diagnosticada con una enfermedad mental severa como la esquizofrenia, el trastorno esquizoafectivo, trastorno de ideas delirantes, o el trastorno bipolar. La meta del tratamiento Comunitario Asertivo (TAC) es el de mantener a las personas fuera del hospital y ayudarles a tener una vida que no esté dominada por una enfermedad mental. Las personas que experimentan síntomas persistentes y severos y que tienen dificultades severas con las cosas básicas de cada día, tales como el de mantenerse seguros, cuidando de sus necesidades físicas, manteniendo un hogar seguro y adecuado, y trabajando, puedan que se beneficien de un programa de tratamiento Comunitario Asertivo (TAC).

     
  5. Revisadas las diferentes estrategias terapéuticas en el tratamiento de los trastornos mentales graves y persistentes, su éxito se relaciona con los siguientes ingredientes: la presencia de un contexto de curación, el desarrollo de una relación de confianza con un asistente; la evolución gradual hacia una explicación causal plausible; las cualidades personales del terapeuta generan expectativas positivas; el proceso terapéutico proporciona oportunidades para tener experiencias de éxito.

     
  6. Valorar positivamente, algunas experiencias, como la desarrollada en la Facultad de Bellas Artes de la ULL, el cual, ha sido un espacio privilegiado de normalización y socialización de los destinatarios del Taller de Arteterapia que se ha llevado a cabo en la misma, y especialmente motivador para ellos. La utilización del arte como un recurso terapéutico ha permitido abrir una vía de acompañamiento en la evolución personal de estos pacientes. A través de este Taller intentamos dotar a los usuarios de una herramienta por medio de la cual la expresión de sus individualidades sea más espontánea y natural. En este sentido, las artes plásticas ofrecen también un escenario de acercamiento del terapeuta hacia el paciente. Por otro lado, la imagen a su vez es un instrumento de interacción por parte de los usuarios con el entorno, y de concienciación del lugar que ocupa cada uno en el mismo. Los resultados obtenidos han sido muy alentadores de cara a una exploración continua, sistemática y programada. La práctica del arte se presenta como un catalizador del encuentro entre el resto de la sociedad y este colectivo de personas.

     
  7. Hacer un llamamiento a las Conserjería de Empleo y Asuntos Sociales, al mundo empresarial, y a los sindicatos, en el cumplimiento de la normativa vigente de reservas de puestos de trabajo en la ofertas de empleo para las personas con discapacidad evitando cualquier discriminación, en facilitar el acceso al empleo de las personas con discapacidad por trastorno mental grave y persistente y colaborar con las políticas sociales de integración desarrolladas desde cualquier ámbito, en este caso desde el ámbito sanitario, para hacer efectivo entre todos la sociedad del pleno empleo para todas las personas, independientemente de sus limitaciones en el funcionamiento.

     
  8. Se reclama la necesidad de incorporar la psicoterapia a los procesos de rehabilitación psicosocial. La necesidad de encontrar un sentido a la psicosis como parte del proceso de recuperación, es un elemento esencial en la cultura terapéutica, que desee incorporar a las personas al disfrute de la sociedad del bienestar. Por ello se propone la formación psicoterapéutica como parte esencial en los programas de formación permanente de los equipos implicados en el cuidado de las personas con trastorno mental severo.

     
  9. Se evidencia que los tratamientos psicosociales al proveer un entorno social mejor caracterizado, por entornos no hospitalizados, amables, de apoyo, humanos, protectores y orientados de manera interpersonal mediante la organización, implicación, socilaizacion, la colaboración, la negociación y la planificación, actuan como facilitadotes de la recuperación de las personas y su incorporación social y laboral.

     
  10. Abogamos por mantener una posición flexible y abierta a las distintas concepciones asistenciales que desde diferentes posiciones teóricas han desarrollado modelos de contrastada eficacia clínica, abriendo renovados campos de investigación hacia la rehabilitación psicosocial. Una disciplina definida por Sartorius "como una práctica en espera de una teoría" requiere de sólidas y reconocidas bases clínicas que sustenten cualquier discurso sobre su práctica. Resumimos por su interés las presentadas en las Jornadas:


"La Psicoterapia Integrada de la Esquizofrenia" (IPT, Integriertes Psichologisches Therapieprogramm für schizofrene Patienten), es una intervención terapéutica bien estructurada, cuyos componentes esenciales han sido explícitamente validados, que guardan conexión con los déficits y anomalías que presenta el paciente esquizofrénico observados en la investigación y cuyos procesos de implementación están operativamente descritos. Es una intervención cognitivo-conductual encaminada a la terapia de la diferenciación cognitiva, la percepción social, la comunicación verbal, las habilidades sociales y la resolución de problemas interpersonales. LA aplicación de estos subprogramas ha de realizarse de una manera flexible dependiendo de las necesidades de cada persona.

"El trabajo por objetivos con los pacientes diagnosticados de psicosis" es una concepción que pretende superar técnicas y escuelas psicoterapéuticas y que centra el trabajo de la terapia en el "hacer". Parte de la base que la terapia es algo que ocurre en el interior del paciente y persigue un cambio. Los factores específicos de cambio son formulados en Objetivos acordados por paciente y terapeuta. El terapeuta tendría una función de acompañamiento activo y de marcar tareas encauzadas hacia esos objetivos y que están formulados sobre la base de las necesidades de cambio reconocidas por el paciente y de su voluntad por seguir el proceso. Se hace especial hincapié en que sea el propio paciente el que determine sus necesidades, no las del terapeuta o las de la institución. La técnica específica por la que el terapeuta pretende alcanzar dichos objetivos depende del propio terapeuta (por formación, rasgos caracterológicos, etc.).

"La experiencia en el trabajo en grupos con personas con esquizofrénia". La psicoterapia grupal en pacientes con psicosis está adquiriendo un papel cada vez más relevante por su eficacia clínica (Kanas, 1996), su efectividad y su eficiencia económica. las indicaciones específicas:
rechazo de la terapia individual, relaciones interpersonales conflictivas y distorsionadas, Inhibición y aislamiento, Patología psicosomática. Su eficiencia viene marcada por la utilización eficiente de los recursos: disponibilidad, recursos limitados, bajo ratio de profesionales por paciente; Viable, flexible y adaptable a todos los dispositivos sanitarios; rentabilidad: seguros sanitarios; es la más habitual en bastantes instituciones de muchos países. El grupo aporta relaciones interpersonales y desarrollo psicológico, corrige relaciones interpersonales distorsionadas, posibilita experiencias interpersonales cohesivas. Los objetivos del grupo varían según en ámbito de aplicación y evolución de la enfermedad. En los contextos institucionales permiten dar seguridad y confianza, revelar experiencias psicóticas, desingularización de la psicosis, ayudar al paciente a salir del egocentrismo perceptivo (el paciente debe escuchar y aprender el punto de vista de los otros, empezando por la familia y el grupo de referencia. Aprovechar la reconstrucción del camino seguido, hasta el internamiento o la consulta, de quienes le veían desde fuera, le llevaron al hospital o le ayudaron a buscar ayuda médica), iniciar relación y alianza terapéutica, motivar al paciente para continuar el trabajo psicoterapéutico ambulatorio. En la postcrisis los objetivos de la psicoterapia grupal estaría mas relacionado con aceptación del trastorno mental y de sí mismo, establecer y consolidar la cohesión grupal y la alianza terapéutica; superar el estigma y motivar al paciente; mejorar el cumplimiento farmacológico y lograr un papel activo del paciente en el proceso terapéutico, y conn la información y psicoeducación sobre el trastorno mental. El grupo terapéutico es un lugar donde el contexto facilita la comunicación y el aprendizaje, estableciéndose una "relación especular" ("mirroring") entre el paciente y sus otros iguales que conforman su grupo. La identificación y el aprendizaje vicariante de ver los aciertos y errores en iguales favorece el insight, es decir el intento de comprensión de sus síntomas y por lo tanto, una mayor capacidad de enfrentarse a sus vivencias psicóticas. La intervención precoz desde la psicoterapia grupal tiene una serie de ventajas como poder desingularizarse desde la primera crisis; salir precozmente del aislamiento defensivo y su mundo psicótico; validar de forma consensuada la realidad; aceptar más precozmente sus trastornos psicopatológicos; Establece más rápidamente relaciones terapéuticas; y tiene un grupo de referencia.

"El modelo psicoanalítico en el abordaje de las psicosis".La persona que padece la etiqueta de esquizofrénia tiene problemas para estructurar su delirio que le invade enteramente y que le da una apariencia de desapego y de extrañeza en un mundo que parece no ser el suyo. Por eso Freud consideró el delirio no como un proceso morboso en sí mismo, sino más bien como una vuelta hacia el mundo exterior, una tentativa de reconciliarse con los otros. Los modos de entender la psicosis que tienen la psiquiatría y el psicoanálisis no coinciden. De un tiempo a esta parte, el positivismo psiquiátrico ?que considera lo biológico como determinante y, por tanto, como la diana de todo tratamiento? se ha erigido como hegemónico, a través de su alianza con una rama especialmente depredadora del capital. Hoy sólo interesa la Cifra que, se supone, daría cuenta de lo "objetivo" de cualquier trastorno mental. Afortunadamente, aún existen otras psiquiatrías que resisten. Muchas de ellas se alimentan del psicoanálisis. Éste sitúa en primer plano la vigencia de la subjetividad del psicótico para entender y trabajar la psicosis. En este ámbito, defendiendo la vigencia de Freud, destaca la obra de Jacques Lacan, con su innovadora aportación a la teoría de la psicosis. Partiendo de los clásicos, las contribuciones fundamentales que realiza se centran en la causalidad (lforclusión); sus efectos (el desencadenamiento y la importancia de los fenómenos elementales descritos por los clásicos); el trabajo de la psicosis (la eficacia del sujeto elaborando la metáfora delirante y las otras suplencias: simbólicas, los actos, las identificaciones imaginarias y las "excepciones socializantes"); y las indicaciones apofáticas del primum non nocere y las referidas a la maniobra de la transferencia en el tratamiento de la psicosis.

 

La Laguna a 6 de Octubre del 2006
 


Dr. Francisco Rodriguez Pulido , Presidente XII Jornadas
Dr. Cecilio Hernández Sotomayor, Responsable Comité Organizador

 
Envíe un mensaje a raquel.hormiga@garaday.es con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Asociación Canaria de Neuropsiquiatría