ASOCIACIÓN CANARIA DE NEUROPSIQUIATRÍA  

SEGUNDO INFORME DEL PRESIDENTE

ASOCIACON CANARIA DE NEUROPSIQUIATRIA

 

             

Principal

    

NUEVA VERSIÓN DEL III PLAN DE SALUD. OBJETIVOS DE SALUD MENTAL. NOVIEMBRE 2008

El objetivo fundamental del III plan de salud es que las personas con trastornos mentales puedan acceder en Canarias a una Red para la atención de la Salud Mental coordinada e integrada en el sistema  público, con un amplio abanico de recursos y dispositivos ubicados en su entorno más cercano y familiar para su rehabilitación psicosocial y laboral. Una red regional de salud mental de alta calidad en su prestación, que apoye de manera permanente a los familiares y cuidadores de estos enfermos, con especial atención a aquellos que carecen de apoyo familiar y social, que apueste por un enfoque asistencial comunitario y la integración sociolaboral de este colectivo, que destierre de manera definitiva el estigma social que persigue a la persona con trastorno mental, y que impulse la formación y la investigación.

Este plan continua con el desarrollo de los objetivos contemplados en materia de Salud Mental en los planes previos de salud (I y II). El primer plan de salud de Canarias sirvió de base para el desarrollo de la reforma de la atención sanitaria para las personas con problemas de salud mental. El II Plan incorporó actuaciones necesarias para avanzar en la consolidación de la reforma que no habían podido ser ejecutadas. Era necesario culminar la transformación de las antiguas estructuras y procedimientos de atención para adecuarlas a una asistencia apropiada y de calidad. Este III Plan de salud pretende completar este proceso.

Marco normativo

Las referencias básicas que se deben tener en cuenta en la protección de los derechos humanos y la dignidad de las personas con trastorno mental quedan recogidas en las siguientes resoluciones y declaraciones expresadas por diferentes organismos internacionales:

a)    Etica y Derechos humanos para las personas con trastornos mentales

 

§  Declaración de Hawai (Aprobada en Viena, Junio, 1983). Asociación mundial de Psiquiatría

§  Declaración de Luxor de 1989 de los Derechos Humanos.

·         Resolución de Naciones Unidas 4/119 de Diciembre de 1991 para la defensa de los Derechos de los enfermos mentales.

·         Declaración de Madrid. Asociación mundial de Psiquiatría. 1996.

§  Convenio europeo para la protección de los derechos y dignidad del ser humanos de 1997 con respecto a las aplicaciones y limitaciones sobre las personas de la biología y la medicina.

§  Libro Blanco del Comité de Bioética del Consejo de Europa sobre protección de los derechos humanos y la dignidad de las personas con trastorno mental, ingresadas involuntariamente en centros psiquiátricos.

§  Conferencia europea sobre la Enfermedad Mental y la Estigmatización en Europa, celebrada en Atenas en 2003.

§  Acta de Helsinki. (Conferencia Ministerial Europea de la OMS sobre Salud Mental). 2005.

 

b)    Ámbito estatal

-          Constitución española (1978):

o   – Artículo 43: Reconoce el derecho a la protección a la salud y la obligación de los poderes públicos de organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios.

o   – Artículo 49: Los poderes públicos realizarán una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración a discapacitados a los que prestarán la atención especializada que requieran y los ampararán especialmente para el disfrute de los derechos fundamentales otorgados a todos los ciudadanos.

-     Ley 13/1982, de 7 de abril, de Integración Social de los Minusválidos

       (LISMI).

-   Informe de la Comisión ministerial para la reforma psiquiátrica de Abril de 1985.

-          Ley General de Sanidad (Ley 14/1986, de 25 de Abril).

-          Estudio y recomendaciones del Defensor del pueblo sobre la situación jurídica asistencial del enfermo mental en España. 1991.

-          R.D. 63/1995, de 20 de Marzo, de Ordenación de Prestaciones Sanitarias del Sistema Nacional de Salud.

-          Estudio y recomendaciones del Defensor del pueblo sobre la situación jurídica asistencial del enfermo mental en España. 1991.

-          Ley Orgánica 5/2000, de 12 de Enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

-          Ley de Enjuiciamiento civil (Ley 1/2000 de 7 de Enero).

-          Ley básica reguladora de la Autonomía del paciente y de Derechos y Obligaciones en materia de información y documentación clínica (Ley 41/2002 de 14 de Noviembre).

-          Ley 51/2003, de 2 de diciembre de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad.

-          Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud (Ley 16/2003).

-          Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS). 2003

-          Real Decreto 1030/2006 de 15 de Septiembre, por el que se establece la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud y el procedimiento para su actualización.

-          Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia (Ley 39/2006, de 15 de Diciembre).

-          Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud. Diciembre de 2006.

 

c)    Ámbito de Canarias

 

-          Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias (Ley 11/1994, de 26 de Julio).

-          I Plan de Salud de Canarias. 1996-2001.

-          II Plan de Salud de Canarias. 2003-2008

-          Plan de Atención a la Discapacidad, 2005-2008.

 

OBJETIVOS GENERALES Y LINEAS DE ACCION

1.- Promoción de la salud mental de la población, prevención de la enfermedad mental y erradicación del estigma asociado a las personas con trastorno mental

2.- Atención a los Trastornos mentales.

3.- Coordinación intrainstitucional e interinstitucional.

4.- Formación del personal sanitario 

5.- Investigación en Salud Mental.

6.- Sistemas de información y evaluación.

 

Objetivo General 1

 

Promoción de la salud mental de la población, prevención de la enfermedad mental y erradicación del estigma asociado a las personas con trastorno mental.

En la conferencia de la OMS sobre Salud Mental realizada en Helsinki en 2005, se establece como objetivo prioritario para mejorar la salud mental y alcanzar el bienestar de la población, promover la salud mental de los ciudadanos y potenciar la prevención de los trastornos mentales.

La promoción de la salud es una estrategia fundamental que consiste en proporcionar herramientas a los ciudadanos y a las comunidades para poder elegir las opciones más favorables para su salud y evitar así el desarrollo de la enfermedad. Las actividades de promoción de la salud mental implican la creación de condiciones individuales, sociales y ambientales que permitan el óptimo desarrollo psicológico y psicofisológico. Dichas iniciativas involucran a  los individuos en el proceso de lograr una salud positiva, mejorar la calidad de vida y reducir la diferencia en expectativa de salud entre países y grupos. Es un proceso habilitador que se realiza con y para las  personas (propuesta de la OMS, 2004).

La educación sanitaria, la inclusión social, la participación activa en la comunidad, las redes sociales, así como la mejora en la calidad de vida y de las relaciones interpersonales en las organizaciones de pertenencia (como la escuela, el trabajo  las entidades comunitarias) pueden proporcionar al individuo, a la familia y a la comunidad, herramientas que les permitan adoptar prácticas de comportamiento y estilos de vida saludables.

La promoción de la salud no es una competencia exclusiva de los servicios sanitarios sino que es una tarea intersectorial y multidisciplinar que necesita la implicación de, al menos, los departamentos de educación, justicia, urbanismo, servicios sociales, trabajo y vivienda.

En cuanto a la prevención, la mejora de las condiciones de vida de la población y la identificación de los factores predisponentes susceptibles de ser modificados constituyen la primera actuación. El enfoque preventivo de los trastornos mentales parte de la identificación de los factores de riesgo y de los factores de protección que condicionan tanto su aparición como su desarrollo y consecuencias.

Las áreas de intervención definidas por la Unión Europea (2004) son:

 

-          Apoyar a los padres y a las madres durante la crianza y en las edades iniciales de la vida.

-          Promover la Salud Mental en las escuelas.

-          Promover la Salud Mental en el trabajo.

-          Promover el envejecimiento (mentalmente) saludable.

-          Atender a grupos de riesgo para trastornos mentales.

-          Prevenir la depresión y el suicidio.

-          Prevenir la violencia y el uso de sustancias tóxicas.

-          Implicar  a la atención primaria y a la especializada en acciones de promoción y prevención.

-          Reducir al máximo las situaciones de desventaja social y económica, y prevenir el estigma.

-          Incrementar las actividades de enlace y cooperación con otros sectores.

 

El estigma se aplica para definir el conjunto de actitudes negativas, rechazo, temor, acciones excluyentes que el conjunto de la sociedad ha adoptado ante las personas con enfermedad mental. Y por extensión, lo sufren, también, en mayor o menor medida, sus familiares, los lugares donde han sido atendidos (p. ej. los hospitales psiquiátricos) e incluso los profesionales que les han cuidado y atendido.

La consecuencia del estigma es la discriminación negativa de las personas con enfermedad mental y por consiguiente su exclusión.

La discriminación negativa  se refiere a la existencia de barreras presentes en múltiples circunstancias que dificultan e impiden el acceso de las personas con enfermedad mental a los instrumentos y circunstancias que podrían contribuir a su recuperación y a la normalización de su vida diaria.

LINEA DE ACCION 1.1 

Elaborar estrategias globales para la promoción e la Salud Mental en todas las etapas de la vida: infancia, adolescencia, edad adulta y personas mayores.

Estas estrategias deberán llevarse a cabo de forma  coordinada por parte de Atención Primaria, Atención Especializada y Salud Pública.

Realizar intervenciones orientadas a asesorar e informar a los responsables institucionales de la comunidad autónoma y de las administraciones locales sobre la relación existente entre las actuaciones de carácter institucional y la salud mental.

 

Objetivos específicos:

1.1.1. Promover intervenciones orientadas a la promoción de la salud mental a través de los medios de comunicación.

1.1.2  Apoyar al movimiento asociativo en su labor de promoción de la salud mental de los usuarios y sus familias.

1.1.3. Conmemoración del Día Mundial de la Salud Mental (10 de octubre) por todos los dispositivos de Salud Mental

 

Indicador:

 

1.1.4. Realizar campañas y promociones educativas, deportivas, culturales y publicitarias donde participen activamente las  asociaciones  y los usuarios.

1.1.5.   Establecer un programa de actividades tanto dinámicas como de contenidos teóricos sobre temas de interés relacionados con la salud mental y elevarlos a la orientadora de los centros educativos tanto de primaria como de secundaria y ante las asociaciones de padres con el objetivo de su inclusión en el plan de acción tutorial de ese curso académico contando con el apoyo y el asesoramiento de las Unidades de Salud Mental.

En la asignatura Educación para la Ciudadanía incluir el desarrollo de un programa de prevención y de sensibilización del Trastorno Mental Grave.

1.1.6. Colaborar en el desarrollo de intervenciones de efectividad probada y orientadas a mejorar la resiliencia, tales como el afrontamiento del estrés, la búsqueda de apoyo social, el aprendizaje de técnicas de solución de problemas, el aumento de la autoestima y el desarrollo de habilidades sociales, entre otras.

Indicadores:

  

LINEA DE ACCION 1.2

Realizar actividades dirigidas a la detección precoz del Trastorno Mental Grave.

Realizar intervenciones para prevenir los problemas de Salud Mental de los cuidadores y familiares de personas dependientes con enfermedades crónicas y de personas con enfermedad mental. Facilitar el desarrollo de programas psicoeducativos de estas personas

A través de la coordinación con las distintas instituciones con responsabilidades en el mantenimiento y desarrollo de estilos de vida saludable (sanitario, social, laboral...), estimular  la detección y posterior tratamiento de conductas con finalidad autolítica.

Colaborar, en coordinación con otras instituciones en intervenciones preventivas dirigidas a grupos de riesgo en edad infanto-juvenil (hijos de padres con trastorno mental o con adicciones, hijos de víctimas de abusos o abandono y otros...).

Colaborara en la realización de acciones de prevención relativas a la seguridad y salud en el trabajo para reducir el estrés laboral y trastornos mentales asociados con el trabajo.

Colaborar en la realización de intervenciones comunitarias orientadas a reducir los determinantes y/o las consecuencias de conductas violentas:

-          en la calle (vandalismo).

-          en la escuela (acoso escolar).

-          en el hogar (violencia de género y/o maltrato infantil y de personas mayores).

Colaborar en la realización de intervenciones orientadas a informar y educar sobre los riesgos que tiene para la salud mental el consumo de sustancias adictivas (legales o no).

Objetivos específicos

 

1.2.1.   Participar en actuaciones preventivas conjuntas con  Atención Primaria (U.A.F., U.A.P., Consulta Joven y U.Trabajo Social), Educación (E.O.E.P.s. y Orientadores), SS.SS. (U.T.S., Equipos de Menores, Centros de Menores y S.A.M.) y Red de atención a las drogodependencias,  dirigidas a grupos de riesgo en edad infanto- juvenil (hijos de padres con trastorno mental o con adicciones, hijos de víctimas de abuso, abandono, maltrato, violencia de género o acoso escolar) a través de planes o programas vigentes.

 

Actuaciones

 

1.2.1.1.- Realizar protocolos de detección y derivación de estos grupos de riesgo para Atención Primaria, Educación y SS.SS.

Indicadores:

·         Nº de centros y/o servicios sanitarios y educativos que tienen instaurado el protocolo de derivación

·         Nº de derivaciones adecuadas desde sanidad y educación realizadas a los servicios de salud mental

·         Elaboración de protocolo de detección y derivación con los SS.SS.

·         Nº de centros insulares y municipales de SS.SS. que tienen instaurado el protocolo.

·         Nº de derivaciones adecuadas realizadas desde los SS.SS. a los servicios de salud mental

 

Actuaciones

 

1.2.1.2.- Llevar a cabo intervenciones de efectividad probada conjuntamente con Atención Primaria, Educación y Servicios Sociales

Indicadores

1.2.1. Favorecer con  medidas en el ámbito de la formación, la investigación y el entrenamiento de habilidades, la prevención de las conductas autoliticas".

Desarrollar talleres específicos y entrenamiento en habilidades para la prevención de la depresión y el suicidio, en cada uno de los siguientes entornos:

1.- Centros Docentes.

2.- Instituciones penitenciarias.

3.- Residencias geriátricas.

4.- Asociaciones de usuarios y familiares.

1.2.2.   Fomentar el desarrollo de intervenciones de formación  e información sobre el uso de sustancias adictivas, especialmente con la Red de dispositivos de atención a las Drogodependencias.

Actuaciones

1.2.2.1. Colaborar con la Red de dispositivos de atención a las drogodependencias en el desarrollo de intervenciones de información a profesionales, usuarios y sus familiares sobre los riesgos que tiene para la salud mental el consumo de sustancias adictivas ( legales o no).

Indicadores:

Actuaciones 

1.2.2.2.  Apoyar a la Red de dispositivos de atención a las drogodependencias en acciones de carácter preventivo sobre el uso de sustancias adictivas a la población en general, y en especial a los grupos de riesgo ( sectores de construcción y hostelería, adolescentes, etc.).

Indicadores:

1.2.3.   Colaborar en acciones orientadas a la implantación del uso racional del medicamento, en la esfera de los fármacos psicotrópicos. 

Actuaciones

 1.2.3.1. Apoyar la realización de campañas publicitarias desde salud pública sobre:

            -  El uso racional del medicamento incidiendo en la esfera de los psicotrópicos

            -  La salud mental

Indicadores:

1.2.4. Apoyo y asesoramiento al desarrollo de planes de salud laboral y a los servicios de prevención que desarrollen los mismos.

LINEA DE ACCION 1.3

Implantar mecanismos que permitan identificar barreras que impidan el ejercicio de la ciudadanía a las personas con trastornos mentales.

Potenciar mecanismos de colaboración con los dispositivos psicosociales que permitan identificar y asignar adecuadamente el entorno apropiado al  enfermo.

Adaptar las normas y procedimientos internos para fomentar la integración y erradicar el estigma de las personas con enfermedad mental, fundamentalmente en los reglamentos de régimen interno de los dispositivos relacionados con la atención sanitaria. Deberán incorporar el enfoque transversal de género y adecuar sus textos al lenguaje no sexista.

Realizar actividades dirigidas a fomentar la integración y erradicar el estigma de las personas con enfermedad mental, aumentando la conciencia en torno  la discriminación,  dirigidas a:

-          Profesionales de la salud.

-          Profesionales de la comunicación.

-          Profesionales de la educación y escolares.

-          Empresarios y agentes sociales.

-          Asociaciones de personas con trastornos mentales y sus familiares.

Objetivos específicos

1.3.1. Realizar campañas educativas, campañas que aumenten el contacto con los afectados, esto mejora las actitudes y se asocia a una mayor tolerancia. Fomento de actos donde los usuarios y sus asociaciones puedan aparecer  en contextos y actividades normalizadas (actividades deportivas, certámenes culturales, literarios, etc., emisiones radiofónicas, documentales). Elaborar folletos divulgativos de información sobre los trastornos mentales graves y aprovechar las fiestas populares o el día mundial de la Salud Mental para difundirlos.

1.3.2. Desarrollar una estrategia de información dirigida a las personas con trastornos mentales y sus familiares sobre: derechos y obligaciones, recursos y servicios, procedimientos administrativos (sugerencias y reclamaciones),etc.

Indicadores:

1.3.3.  Realizar campañas en los medios de comunicación, persiguiendo la mejoría de la información social y la eliminación de estereotipos estigmatizantes.

1.3.4 Incentivar con fondos de cohesión las iniciativas que contribuyan a la integración de los pacientes.

1.3.5. Fomentar la participación en el Día Mundial de la Salud Mental, celebrado, cada año, el día 10 de Octubre.

1.3.6.  Solicitar para analizar y evaluar, periódicamente, las quejas formuladas al Diputado del Común sobre discriminación de las personas con Trastorno mental.

Indicadores:

1.3.7. Coordinación con las fundaciones tutelares para personas con enfermedad mental y análisis de la problemática detectada.

1.3.8. Realizar un reglamento interno para todos los profesionales del Servicio Canario de Salud sobre el acceso y procedimientos de intervención y participación de las personas con trastorno mental

1.3.9.  Las personas con un Trastorno Mental y una enfermad física que sean atendidas en los dispositivos sanitarios por razón de su enfermedad lo serán de forma preferente.

1.3.10. Participación activa en la elaboración e implantación de programas y convenios del Servicio Canario de empleo con las distintas administraciones para la inserción laboral de las personas con enfermedad mental 

Objetivo General  2   

Atención a los Trastornos mentales

La atención a la Salud Mental debe basarse en el modelo comunitario. Lo comunitario es la antítesis de los espacios cerrados socialmente (modelo institucional) y fomenta el trabajo en contextos basados en los vínculos sociales. Propone un modelo de abordar integralmente las dimensiones biológicas, psicológicas y sociales. Se basa en la continuidad de cuidados y en la coordinación.

La sectorización territorial provee el marco estructural y organizativo del modelo comunitario y constituye la base para el establecimiento de una coordinación eficaz. Supone la existencia de tres elementos: un área de cobertura delimitada geográficamente; una sola gerencia y la existencia de una red de servicios suficiente para dar respuesta a todas las necesidades en materia de salud mental de toda la población residente en el área.

Esta red de servicios, basada en acuerdos de funcionamiento integrado entre los servicios de salud mental, la atención primaria, los servicios sociales y las Asociaciones de familiares y usuarios, es otra de las bases para una coordinación efectiva. Requiere un contacto fluido entre los integrantes de la red, compartir valores, objetivos y estrategias, una asignación clara de responsabilidades y de competencias y un lenguaje común.

Los equipos especializados multidisciplinares constituyen la estructura humana y profesional básica del modelo comunitario de atención a los trastornos mentales. El equipo integra, al menos, a psiquiatras, psicólogos clínicos, profesionales de enfermería y trabajo social, que junto con otros profesionales de salud mental y el necesario apoyo administrativo y logístico, constituyen el equipo básico. Estos equipos deben desarrollar su labor profesional en espacios específicos y adecuados que garanticen la calidad de su labor.

Deben existir equipos especializados dedicados a la salud mental de colectivos concretos, como los equipos de atención a la salud mental infanto-juvenil, de atención a las personas mayores, de las personas con problemas asociados al consumo de sustancias y otras adicciones, o también con funciones comunitarias específicas, tales como la rehabilitación o el tratamiento asertivo comunitario, pero siempre articulados y coordinados con los anteriores y bajo los mismos principios del modelo comunitario. En función de la prevalencia de los Trastornos atendidos por estos equipos y su grado de especialización, algunos de ellos podrán tener carácter suprasectorial.

Una red comunitaria debe proporcionar un conjunto de prestaciones que integren aspectos de tratamiento biológico y psicosocial, de rehabilitación, cuidados y apoyo en colaboración con otras instituciones sanitarias y no sanitarias y las Asociaciones de familiares y usuarios.

Para garantizar un sistema sanitario de calidad es preciso que exista un desarrollo óptimo en la cartera de servicios de los equipos de atención primaria, así como de los equipos de salud mental. Además se requiere la definición de procesos de trabajo conjunto entre los profesionales de los dos niveles asistenciales, además de con la red básica y especializada de los Servicios Sociales, Educativos y las Asociaciones de familiares y usuarios.

Las prestaciones de esta cartera de servicios deberían responder a estas necesidades:

-          Detección e intervención precoces.

-          Provisión del tratamiento psicofarmacológico y/o psicoterapéutico adecuado.

-          Actuación sobre los aspectos psicológicos y sociales que influyen sobre el curso evolutivo.

-          Funcionamiento asertivo y proactivo en busca de la necesidad, no mera atención a la demanda.

-          Atención disponible las 24 horas.

-          Intervenciones psicoeducativas sobre las familias.

-          Disponibilidad de las camas sanitarias y sociosanitarias necesarias.

-          Provisión de prestaciones de rehabilitación.

-          Provisión de cuidados comunitarios.

-          Provisión de apoyo para la vida normalizada.

-          Disponibilidad de plazas de alojamiento alternativo, cuando fracase el apoyo domiciliario.

La red de atención comunitaria se desarrolló inicialmente para atender a los pacientes con trastornos mentales graves, es decir, trastornos discapacitantes de larga evolución que requieren atención multisectorial. Este debe seguir siendo el objetivo fundamental de la red de salud mental.

Sin embargo la demanda de atención a las personas con trastornos mentales comunes ha ido creciendo y desbordando la capacidad de respuesta de los equipos de atención primaria y especializados. En los países con sistema nacional de salud, la mayor parte de estos problemas se atienden y se resuelven en el nivel de atención primaria. Este debe ser también el objetivo en nuestra comunidad autónoma, tal y como se explicita en la Cartera de Servicios del Sistema Nacional de Salud, a la que estamos obligados todos los Servicios Autonómicos de Salud como estándar de mínimos.

LINEA DE ACCION 2.1

 Desarrollar e implantar de forma efectiva las prestaciones que se incluyen en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, tanto en el ámbito de la Atención Primaria como en el de la especializada.

En el ámbito de la salud pública (ejercida a partir de las estructuras de salud pública y de la infraestructura de atención primaria) se incluirá la atención a la salud mental en coordinación con los servicios de atención especializada. Incluye:

-          Actividades de prevención y promoción, consejo y apoyo para el mantenimiento de la salud mental en las distintas etapas del ciclo vital.

-          Detección, diagnóstico y tratamiento de trastornos adaptativos, por ansiedad y depresivos, con derivación a los servicios de salud mental en caso de quedar superada la capacidad de resolución del nivel de atención primaria.

-          Detección de conductas adictivas, de trastornos del comportamiento y de otros trastornos mentales y de reagudizaciones en trastornos ya conocidos, y, en su caso, su derivación a los servicios de salud mental.

-          Detección de psicopatologías de la infancia/adolescencia, incluidos los trastornos de conducta en general y alimentaria en particular, y derivación en su caso al servicio especializado correspondiente.

-          Seguimiento de forma coordinada con los servicios de salud mental y servicios sociales de las personas con trastorno mental grave y prolongado.

-          Aplicación del Programa de atención a las personas mayores y derivación, en su caso, de las personas con psicopatología grave.

En el ámbito de la atención especializada, esta cartera de servicios comprende el diagnóstico y seguimiento clínico de los trastornos mentales, la psicofarmacoterapia, las psicoterapias individuales, de grupo o familiares (excluyendo el psicoanálisis y la hipnosis), la terapia electroconvulsiva y, en su caso, la hospitalización. La atención a la salud mental, que garantizará la necesaria continuidad asistencial incluye:

-          Actuaciones preventivas y de promoción de la salud mental en coordinación con otros recursos sanitarios y no sanitarios.

-          Diagnóstico y tratamiento de trastornos mentales agudos y de reagudizaciones de trastornos mentales crónicos, comprendiendo el tratamiento ambulatorio, las intervenciones individuales o familiares y la hospitalización cuando se precise.

-          Diagnóstico y tratamiento de trastornos mentales crónicos, incluida la atención integral a la esquizofrenia, abarcando el tratamiento ambulatorio, las intervenciones individuales y familiares y la rehabilitación.

-          Diagnóstico y tratamiento de conductas adictivas, incluyendo alcoholismo y ludopatía.

-          Diagnóstico y tratamiento de los trastornos psicopatológicos de la infancia/adolescencia, incluida la atención a los niños con psicosis, autismo y con trastornos de conducta en general y alimentaria en particular (anorexia/bulimia), comprendiendo el tratamiento ambulatorio, las intervenciones psicoterapéuticas en el hospital de día, la hospitalización cuando se precise y el refuerzo de las conductas saludables.

-          Atención a las personas con trastornos de salud mental derivados de las situaciones de riesgo o exclusión social.

-          Información y asesoramiento a las personas vinculadas al paciente, especialmente al cuidador/a principal y a los familiares que convivan directamente  con el mismo.

Para conseguir estos objetivos se deben potenciar los Equipos humanos y profesionales que constituyen la esencia de las Unidades de Salud Mental como eje fundamental de la asistencia, tanto desde el punto de vista estructural como de la dotación de recursos humanos.

Las Unidades de Salud Mental Comunitarias (USMCs) son centros de atención especializada que constituyen la puerta de entrada a la Red de Salud Mental .

Atienden a los casos que superan el nivel de resolución de Atención Primaria y se coordinan en sus actuaciones con el resto de los dispositivos específicos (UIB, URA, Rehabilitación extrahospitalaria...) contribuyendo al eje de la atención a las personas con trastorno mental, en la comunidad. Están integradas por los equipos especializados que tienen a cargo las personas con trastornos mentales severos. Desarrollan programas comunitarios que integran actividades de carácter preventivo y de promoción de la salud, asistenciales y de rehabilitación y reinserción social, coordinando recursos sanitarios y no sanitarios.

LINEA DE ACCION 2.2

Priorizar la atención a las personas con Trastornos Mentales Graves.

Estas son personas con un trastorno que se caracteriza por importantes deterioros en áreas diferentes de funcionamiento, que incluyen relaciones sociales, trabajo, ocio y autocuidado. Con un sistema organizativo para evitar los abandonos, facilitar la adherencia, y que incluya la atención domiciliaria, así como la gestión y la coordinación multisectorial de su proceso asistencial. Debe establecerse el acceso a todos los dispositivos o programas terapéuticos, incluidos los rehabilitadores.

Objetivo específico 2.2.1. Todos los pacientes con Trastorno mental grave deben tener la posibilidad de ser incluidos precozmente en un programa de rehabilitación que priorice el seguimiento comunitario.

Objetivo específico 2.2.2. Se desarrollarán e implementarán recursos específicos para la atención integral de estas personas y facilitar su integración social y laboral requiriéndose la colaboración de los Cabildos insulares Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma y los Ayuntamientos.

Estas personas también deben recibir un adecuado cuidado de su salud física.

Objetivo específico 2.2.3 Se desarrollará e implementará un programa de atención a la salud física de las personas que padecen esquizofrenia y en, general, trastornos mentales graves, en colaboración con Atención Primaria.

LINEA DE ACCION 2.3

Definir e implantar los protocolos clínicos de los procesos de atención más prevalentes y/o de mayor complejidad asistencial en las diferentes etapas de la vida.

Objetivo específico 2.3.1. Establecer, para las personas, con trastornos mentales en tratamiento, un plan individualizado de atención, como núcleo central de los protocolos; debe incluir medidas de resultados.

Para los Trastorno mentales graves este plan individualizado será un Plan Integrado de Atención (PIA).

Debe incluir:

-          Evaluación de las necesidades de tratamiento, rehabilitación, cuidados y apoyo, así como la previsión de posibles situaciones de riesgo.

-          Programación de todas las actuaciones necesarias para dar respuesta a esta necesidad y los criterios y plazos para la evaluación de su efecto.

-          El acuerdo entre el equipo de salud mental, los de otros servicios que podrían estar involucrados en el caso, el paciente y/o el cuidador responsable acerca de esta programación y/o familiares de los que depende en su convivencia diaria.

-          El nombre del miembro del equipo que será responsable de su ejecución y de las personas de referencia, en cada uno de los dispositivos que el paciente pueda utilizar.

Para los Trastornos mentales comunes se establecerá un Acuerdo Terapéutico (AT), entre el terapeuta designado y el paciente, reflejado por escrito en su historia clínica tras la evaluación inicial.

Debe incluir:

-          Asignación de responsabilidad a los posibles profesionales que participan en el proceso de atención (al menos el médico de atención primaria y el facultativo especialista).

-          Establecimiento del encuadre (frecuencia y duración de las sesiones, atención en situaciones de crisis, intervención de otros profesionales, etc.).

-          Objetivos personalizados del tratamiento.

-          La previsión de la duración del tratamiento y los criterios de revisión y terminación.

-          Constará en la historia clínica el informe remitido a atención primaria con el diagnóstico y propuesta de tratamiento.

 

Objetivo específico 2.3.2. Elaborar, adaptar o adoptar, y posteriormente implantar el uso de guías integradas de práctica clínica, de acuerdo a las prioridades y los criterios de calidad establecidos por el Sistema Nacional de Salud.

Se implantarán Guiás de práctica clínica para:

-          Trastorno esquizofrénico y otras psicosis afines.

-          Trastornos graves de la personalidad.

-          Trastornos de la conducta alimentaria.

-          Trastorno Bipolar.

-          Trastornos del espectro depresivo.

-          Trastornos de ansiedad.

-          Trastornos adaptativos.

-          Trastornos somatomorfos.

-          Trastornos asociados al uso de sustancias.

-          Demencias y otros trastornos cognitivos graves.

-          Trastornos generalizados del desarrollo.

-          Trastorno por conducta perturbadora en la infancia.

-          Trastornos emocionales graves de inicio en la infancia.

-          Intervención en crisis.

LINEA DE ACCION 2.4

Desarrollar los dispositivos de atención especializada en Salud Mental

-          Unidades de Salud Mental Comunitaria de Adultos e Infanto-juveniles.

-          Unidades de Internamiento Breve en el Hospital General.

-          Atención  a urgencias 24 horas al día.

-          Interconsulta y enlace en los Hospitales Generales.

-          Hospital de Día para adultos.

-          Hospital de Día infanto-juvenil.

-          Hospitalización infanto-juvenil en Hospital General y/o Materno-infantil.

-          Programas comunitarios de Rehabilitación.

-          Rehabilitación en régimen de día.

-          Rehabilitación con soporte residencial u hospitalario.

-          Unidad de Cuidados prolongados.

-          Alternativas residenciales con gradación de apoyo y actividad terapéutica o rehabilitadora.

-          Programa de atención a domicilio.

-          Atención comunitaria 24 horas (programas de seguimiento comunitario y/o Tratamiento asertivo Comunitario o similares).

-          Programas de empleo con apoyo.

-          Programas que incorporen las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías (telemedicina, videoconferencia..).

Objetivos específicos

2.4.1. Apertura de un Hospital de Día para Adultos de ámbito provincial, para la provincia de Las Palmas, situado en Las Palmas de Gran Canaria, de 50 plazas de capacidad.

2.4.2. Apertura de un Hospital de Día para Adultos de ámbito provincial, para la provincia de Santa Cruz de Tenerife, situado en Santa Cruz de Tenerife de 50 plazas de capacidad.

2.4.3. Apertura de 5 camas de hospitalización  para adolescentes, en el grupo de edad, de 12 a 17 años, ambos inclusive, de ámbito provincial, en la provincia de Las Palmas, situadas en el Hospital Insular.

2.4.4. Apertura de 5 camas de hospitalización  para adolescentes, en el grupo de edad, de 14 a 17 años, ambos inclusive, de ámbito provincial, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

2.4.5. Apertura de una Unidad Hospitalaria para el tratamiento de los Trastornos de la conducta alimentaria, que debe incluir 6 camas de hospitalización y 12 plazas de Hospital de Día, de ámbito provincial, para la provincia de Las Palmas.

2.4.6.  Apertura de una Unidad Hospitalaria para el tratamiento de los Trastornos de la conducta alimentaria, que debe incluir 6 camas de hospitalización y 12 plazas de Hospital de Día, de ámbito provincial, para la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

2.4.7. Evaluación de las necesidades  y adecuación del número de camas de las Unidades hospitalarias de rehabilitación de ambas provincias (URA, UCYR, UME y USA). Apertura de talleres y un Centro de Rehabilitación Psicosocial en las dependencias del Antiguo Hospital Psiquiátrico de Santa Cruz de Tenerife.

2.4.8. Implantación de una Unidad de Salud Mental en El Hierro .

2.4.9.  Apertura de un Centro de Rehabilitación Psicosocial en La Gomera de 15 plazas.

2.4.10. Apertura de una Unidad de Rehabilitación Activa en Lanzarote de 30 camas, para pacientes de media y larga estancia.

2.4.11. Apertura de una Unidad de Rehabilitación Activa en Fuerteventura de 15 camas, para pacientes de media y larga estancia.

2.4.12. Apertura de una Unidad de Rehabilitación Activa en La Palma de 15 camas, para pacientes de media y larga estancia.

2.4.13. Modernización, dotación de recursos informáticos, ajuste de plantillas a las ratios de población y al correcto cumplimiento de la cartera de servicios, y traslado, en su caso, con independencia de su actual ubicación a dependencias de atención especializada.

2.4.14. Implantación de Unidades específicas de Salud mental Infanto-juvenil, de acuerdo a estándares actuales de población y al correcto cumplimiento de la cartera de servicios para este segmento de población.

2.4.15. Desarrollo de Equipos Comunitarios Asertivos, en todas la islas, en aplicación de la Ley de dependencia.

2.4.16. Evaluación y desarrollo, en su caso, de recursos específicos para las necesidades emergentes en la población psicogeriátrica.

LINEA DE ACCION 2.5

Desarrollo de programas asistenciales

Objetivos específicos

2.5.1. Programa de salud mental del Adulto.

Se desarrollaran y aplicarán los programas de Atención al Trastorno mental grave  y de atención al Trastorno mental común.

2.5.2. Aplicación plena del programa de atención a la salud mental infanto-juvenil.

2.5.3. Elaboración e implementación de un programa de Psicogeriatría.

Se desarrollará como un programa específico de las Unidades de Salud Mental y atenderá las necesidades de la población mayor de 65 años, apoyando tanto al equipo de atención primaria como al personal sanitario de centros residenciales para mayores; podrá usarse medios telemáticos cuando la distancia dificulte la colaboración entre profesionales. Se establecerán protocolos y/o guiás clínicas de:

-          Identificación precoz de deterioro cognitivo y demencia.

-          Patología afectiva y suicidio.

-          Trastornos adictivos, fundamentalmente alcohol, tabaquismo y ludopatías.

-          Deterioro cognitivo en pacientes geriátricos hospitalizados.

-          Trastornos de conducta.

2.5.4. Programas de atención a Drogodependencias y otros trastornos adictivos.

Dada la existencia actual de una Red específica de Centros de Atención a las Drogodependencias (CADs), sería objetivo del presente plan su integración en la red asistencial pública y establecer una correcta coordinación y colaboración con la Red especializada de Salud Mental.

2.5.5. Programas de colaboración entre equipos de Atención Primaria y equipos especializados de Salud Mental.

Esta colaboración es fundamental, se establecerá preferentemente a través de modelos de atención compartida y a través del desarrollo de estrategias de enlace. Es necesario:

-          La transformación de los actuales Coordinadotes de las Unidades de Salud Mental en Jefes de Sección como figuras de enlace para facilitar la comunicación entre ambos equipos.

-          La implantación, desarrollo efectivo y evaluación del programa “Abordaje de los trastornos de Salud Mental más prevalentes en Atención Primaria”, publicado en Junio de 2008.

-          Diseñar estrategias efectivas de comunicación y cooperación entre los profesionales de atención primaria y salud mental mediante los protocolos tradicionales (informes escritos, vía telefónica...) y los basados en las nuevas tecnologías (videoconferencia y páginas web), favoreciendo el establecimiento de la Interconsulta asistencial docente y las sesiones clínicas para la derivación de casos.

2.5.6. Programa de Salud mental de Interconsulta y enlace.

 Se potenciará esta actividad en el ámbito hospitalario con el objeto de la integración de la atención a las personas con trastorno mental en el ámbito de la asistencia de otras especialidades.  Se desarrollarán protocolos de enlace según patología y servicios hospitalarios,  garantizando la prestación a servicios como: oncología, cuidados paliativos, lesionados medulares, unidades del dolor, trasplantes, patología cardiovascular en persona jóvenes (tipo IAM, obesidad, tabaquismo en enfermos de riesgo cardiovascular o pulmonar…

2.5.7. Programa de Atención sociosanitaria para personas con enfermedad mental de larga duración.

El personal de los servicios de salud mental potenciará su participación en el desarrollo de los programas de rehabilitación Psicosocial y apoyo comunitario para personas con enfermedad mental crónica. Serán los acuerdos de los Consejos Insulares de Rehabilitación Psicosocial (CIRPACs) los que marquen el desarrollo de estos programas. Todo ello en la aplicación del Plan de Atención a la Discapacidad (PAD) y  la Ley de Dependencia, con el objeto de que las personas con trastornos mentales sean beneficiarias de las prestaciones y/o servicios que estos proporcionen.

Objetivo general 3

Coordinación intrainstitucional e interinstitucional.

El principal objetivo de la coordinación intrasectorial e intersectorial en Salud Mental es mantener la continuidad asistencial, aumentar la consistencia de las actuaciones y mensajes y lograr que el sistema funcione de forma eficiente.

La integración de la salud mental en el sistema sanitario general, la   unificación de todos los servicios y la sectorización territorial son los elementos básicos que permiten un funcionamiento coordinado. Para su desarrollo e implantación cabe destacar el funcionamiento en Red, la historia clínica integrada, el equipo multidisciplinar, diversos modelos organizativos específicos (incluyendo la atención por procesos) y la implicación de los usuarios y familiares en la las tareas asistenciales.

Existe un acuerdo generalizado en que la integración de la atención a la salud mental en el sistema general de atención a la salud es necesaria e implica cambios tanto en la organización de la atención a la salud mental como en la atención a la salud en general.

La sectorización territorial es otra herramienta clave para la coordinación. La sectorización provee el marco estructural y organizativo de la psiquiatría comunitaria y constituye la base para el establecimiento de una coordinación eficaz.

La organización y funcionamiento en red, es otra de las bases para una coordinación efectiva y, a la vez, posiblemente la más difícil de lograr. Las comisiones de enlace entre los dispositivos, la implantación de protocolos de derivación, la generación de un lenguaje y cultura comunes por medio de la formación y la difusión del conocimiento, y la articulación de mecanismos específicos para garantizar el funcionamiento sinérgico de los diferentes profesionales y dispositivos que han de actuar simultáneamente o sucesivamente sobre un mismo paciente, son elementos que facilitan la coordinación y aumentan la consistencia del sistema.

El equipo multidisciplinar es el instrumento básico tanto para la coordinación transversal como para la longitudinal.

La coordinación entre atención primaria y especializada constituye uno de los pilares del enfoque comunitario. La historia clínica única  es el documento que permite la transmisión de información clínica individual, facilitando la acción coordinada de todos los profesionales que actúan sobre un mismo caso. La conexión a través de una red informática permite el intercambio de información que, de otra forma, sería prácticamente imposible. Una historia clínica integrada en el ámbito sanitario general, descentralizada e interconectada es una herramienta sumamente eficaz para la coordinación asistencial.

Objetivos específicos

Avanzar en el desarrollo de mecanismos eficaces de coordinación y cooperación a nivel institucional e interinstitucional, que garanticen la atención  integral de las personas.

• Establecer un marco general que determine la implicación y el papel de la «Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia » en las personas con dependencia por enfermedad mental.

• Desarrollar mecanismos eficaces de coordinación asistencial dentro de cada estructura territorial sanitaria, entre los diversos dispositivos sanitarios y sociales implicados en la atención a los trastornos mentales graves.

LINEAS DE ACCIÓN

 LINEA DE ACCIÓN 3.1

 Desarrollar y potenciar los aspectos contemplados en la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia.

LINEA DE ACCIÓN 3.2

 Desarrollar y potenciar un modelo de coordinación con Servicios Sociales, Educación y Justicia que garantice la continuidad de los cuidados de los niños y niñas y adolescentes en tratamiento.

 LINEA DE ACCIÓN 3.3

 Diseñar, implantar y evaluar un modelo de coordinación con Atención Primaria y Servicios Sociales que garantice la continuidad de los cuidados de la población de edad avanzada en su medio residencial, al amparo de lo establecido en la «Ley de Promoción de la Autonomía Personal y atención a las Personas en Situación de Dependencia».

 LINEA DE ACCIÓN 4.4

 Crear mecanismos de coordinación para garantizar la atención integrada a la problemática de las drogodependencias dentro de la salud mental.

 LINEA DE ACCIÓN 4.5

 Diseñar, implantar y evaluar un modelo de coordinación con instituciones penitenciarias y centros de acogida y residenciales.

 LINEA DE ACCIÓN 4.6

 En caso de concertación y/o compra de servicios, se establecerán criterios de calidad y evaluación, coordinación e integración con la estructura organizativa de atención a la salud mental.

 LINEA DE ACCIÓN 4.7

 Potenciar la participación de las personas que padecen trastornos mentales y de sus familiares y profesionales en el sistema sanitario público.

 LINEA DE ACCIÓN 4.8

 Desarrollar una estrategia de información dirigida a las personas con trastornos mentales y sus familiares sobre derechos y obligaciones, recursos y servicios que pueden utilizar, y los procedimientos administrativos para cursar sugerencias y reclamaciones.

 LINEA DE ACCIÓN 4.9

 Implantar en la Comunidad Autónoma mecanismos y vías para la participación de las personas con trastornos mentales y sus familiares en todos los ámbitos de la salud mental, incluyendo la planificación y la evaluación de los servicios.

 LINEA DE ACCIÓN 4.10

 Establecer en la Comunidad Autónoma los mecanismos y vías de participación de las sociedades científicas y profesionales relacionados con la salud mental en la planificación y evaluación de los servicios.

 Objetivo general 4

 Formación del personal sanitario.

 La formación especializada del personal sanitario tiene como objeto promover la atención sanitaria de calidad a los problemas de Salud Mental en la Comunidad Canaria coherente con el Modelo de Salud Mental Comunitaria, mediante el desarrollo personal y profesional de los distintos trabajadores de la red asistencial de salud mental fomentando una cultura de servicio, de innovación continuada y de compromiso con la organización sanitaria pública y con la excelencia profesional al servicio de los ciudadanos.

En el campo de la atención especializada en salud mental existe ya una regulación de la formación postgrado en Psiquiatría, Psicología Clínica y Enfermería especialista en Salud Mental, aunque esta última especialidad no es exigible como condición para trabajar como enfermera en un centro de salud mental o en una unidad hospitalaria. Aún siendo conscientes de la importancia que tiene la formación pregrado y especializada de los distintos profesionales sanitarios y no sanitarios que trabajan en salud mental, la apuesta en este III Plan de Salud es por una formación continuada y especializada que incluya un abordaje integral y multiprofesional de los problemas de salud mental.

 Siguiendo las recomendaciones de la OMS (WHO, 2005), y recogido en la Estrategia en Salud Mental del sistema Nacional de Salud (2007), una política para la formación continuada debe tener en cuenta, entre otros, la existencia de

un compromiso firme por parte de la Administración para facilitar la formación en horario laboral y desarrollar la carrera profesional, y procedimientos de valoración, evaluación y reconocimiento de los progresos, y, por otro lado, el empeño de los profesionales para hacer uso de las nuevas competencias.

 La formación continuada es concebida como un proceso de aprendizaje

 Los objetivos fundamentales de la formación continuada serían:

-          Disponer de un Plan de Formación Continuada en la Comunidad Autónoma. Formación que debe ser acreditada y reconocida por las diferentes agencias de acreditación: Escuela de Servicios Sociales y Sanitarios de Canarias (ESSCAN) o Sistema Nacional de Salud.

-           Actualizar y ampliar la formación especializada.

-           Adaptar la formación a las necesidades de la Red de Salud Mental, de los profesionales y las necesidades de la población en un marco de atención biopsicosocial .

Para la planificación de las actividades de formación se plantea el desarrollo en tres pasos:

-          Detección de necesidades de formación analizadas y consensuadas en los espacios de trabajo asistencial y en la dirección del servicio con su adecuada priorización.

-          El desarrollo de actividades de formación con su contenido y metodología adaptados a esas necesidades formativas.

-          Apoyo, seguimiento y evaluación de la actividad formativa y de los efectos sobre la práctica asistencial.

Las formas que deben tomar las actividades formativas deben estar en concordancia con sus objetivos y contenidos:

-          Sesiones clínicas y bibliográficas, mejora de la formación clínica y de los instrumentos diagnósticos.

-          Cursos, seminarios y jornadas. Adecuado para la adquisición de nuevos conocimientos y/o profundización de los básicos.

-          Supervisión clínica y/o psicoterapéutica.

-          Rotación por servicios acreditados por sus resultados y “buena práctica” dirigida a la adquisición de nuevas destrezas y conocimientos para poner en funcionamiento en el propio servicio.

-          Grupos de expertos para elaborar protocolos y guiás clínicas consensuadas que respondan a la evidencia científica.

-          Grupos focales dirigidos a captar las necesidades formativas o a identificar fenómenos nuevos.

 LINEA DE ACCIÓN 4. 1

Formación de los profesionales de la salud en materia de prevención y  promoción de la salud mental e intervención en problemas infanto-Juveniles.

Contenidos

-          Elaboración de protocolos de actuación en el programa de salud mental infanto-juvenil.

-          Trastorno mental grave infanto-Juvenil.

-          TDAH.

-          Trastorno de la conducta alimentaria .

-          Trastornos por conductas adictivas y patología dual.

-          Patología Conductual y violencia.

-          El suicidio infantil.

-          Hospitalización Breve en niños y adolescentes.

-          Estrategias de intervención y habilidades para trabajar con niños (dirigido a monitores y auxiliares de enfermería).

LINEA DE ACCIÓN 4.2

 Plan de mejora del abordaje en Salud Mental en Atención Primaria

 Contenidos:

-          Formación para médicos de atención primaria en la detección y prevención de la conducta suicida.

-          Formación para médicos de atención primaria en la detección y prevención del trastorno mental común en el curso de su trabajo habitual.

-          La conducta suicida en niños, adolescentes y adultos. Abordaje e intervención: individual y familiar. Intervención en crisis.

-          El trastorno mental desde un punto de vista ecológico y sistémico.

-          Los trastornos mentales más frecuentes.

-          Intervención en crisis y trauma. Conocimiento de las variables psicológicas implicadas en la respuesta a situaciones de crisis. Procedimientos de intervenciones en crisis.

-          El abordaje psicoterapéutico en Atención Primaria. Distintos modelos de actuación: Psicoterapia breve, Entrenamiento en solución de problemas y entrenamiento en comunicación, terapias grupales con grupos específicos (cuidadores primarios, diabéticos, enfermos crónicos físicos, enfermos mentales).

-          Formación de DUE de Atención Primaria en el cuidado y apoyo de pacientes con trastornos mentales.

LINEA DE ACCIÓN 4.3:

 Promoción y cooperación con usuarios y familiares.

 Contenidos:

-          El impacto de la enfermedad crónica física en la familia.

-          El impacto de la enfermedad mental crónica en la familia.

-          El impacto del tratamiento de las enfermedades crónicas en los profesionales.

-          Programas de intervención destinados a la familia: psicoeducación y entrenamiento en solución de problemas.

LINEA DE ACCIÓN 4.4

 Formación continuada en Psicoterapia.

 Contenidos:

-          Técnicas efectivas y seguras de psicoterapia para el tratamiento de los trastornos mentales comunes

-          Técnicas de intervención comunitaria

-          Técnicas de evaluación y de diagnóstico psicológico y neuropsicológico,

-          Técnicas de rehabilitación Psicosocial.

-          Técnicas efectivas y seguras de tratamiento farmacológico,

-          Actualización en el ámbito de las neurociencias y sus aplicaciones clínicas

-          Uso racional de psicofármacos.

 LINEA DE ACCIÓN 4.5

 Formación en la  mejora de habilidades en rehabilitación y reinserción laboral de enfermos mentales crónicos.

 Contenidos:

-          Potenciar las  habilidades de comunicación para profesionales que trabajan en los Programas de Rehabilitación. 

-          Calidad de vida y satisfacción de las personas con trastorno mental grave que viven en los recursos residenciales

-          Técnicas y procedimientos vinculados a las enfermedades mentales graves.

-          Estrategias que impidan la estigmatización del enfermo mental.

-          Nuevos retos de reinserción laboral de enfermos mentales crónicos

 LINEA DE ACCIÓN 4.6

Nuevos retos para la Red de Salud Mental

-Violencia de género y estrategias de intervención.

-La vejez.

-Las drogodependencias.

-Psiquiatría penitenciaria.

 Objetivo general 5

 Investigación en salud mental.

 Este III Plan, en lo referente a la investigación en Salud Mental hace suya la filosofía de la Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud (2007) «La investigación sanitaria es un elemento necesario de cualquier estrategia que se proponga mejorar la salud de las ciudadanas y ciudadanos. La integración de la investigación con la práctica clínica garantiza una mayor calidad de los servicios de salud y una mejor y más rápida implantación de los avances científicos en la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, y un cuidado más ético y eficaz de los pacientes».

 El III plan tiene entre sus prioridades el fomento y ordenación de la investigación con el fin general de generar nuevas evidencias en promoción, prevención, tratamiento y cuidados en salud mental. Los focos de intervención más relevantes serían:

-          El de evaluar el diagnóstico de trastornos mentales y del comportamiento. Especial atención a las patologías más prevalentes: El Síndrome ansioso-depresivo. El Trastorno Mental Grave. Los Trastornos de la conducta alimentaria. Los trastornos de la personalidad.

-          Trastornos mentales con más prevalencia en la vejez: Depresión y Demencia. Estudio de factores socioeconómicos, culturales y psicológicos que determinan e influyen en el envejecimiento sano y el bienestar en la vejez.

-           La eficacia de las intervenciones y tratamientos terapéuticos. Uso racional de los psicofármacos.

-          La  evaluación de los servicios y programas. Análisis de la relación coste efectividad de las intervenciones sanitarias. Estudios sobre eficiencia económica. Evaluación de unidades clínicas y procesos asistenciales. Descripción de los perfiles de pacientes utilizadores de cada dispositivo.

-          Investigación sobre el desgaste profesional (burn-out).

-          Investigación sobre la opinión de los ciudadanos. Satisfacción, calidad percibida y expectativas de la población. Estudios de imagen pública de los servicios sanitarios.

-          Exposición al estrés físico y mental en el trabajo y la influencia de este.

 La importancia de factores psico-sociales se debe tener en cuenta como variables fundamentales en la etiología, la patogenia, el tratamiento y la rehabilitación de los trastornos mentales.

 La administración sanitaria debe facilitar el desarrollo de grupos y proyectos de investigación, subvencionándolos cuando sea necesario, así cómo potenciar la formación de los profesionales en metodología de la investigación e inglés, apoyando que los clínicos se impliquen en tareas de investigación.

Objetivos específicos

-          El Servicio Canario de Salud (SCS) promoverá mediante su inclusión en las convocatorias de proyectos de investigación, líneas de  investigación interdisciplinarias prioritarias en salud mental.

-          El SCS pondrá en marcha medidas que potencien la creación de redes acreditadas de centros de investigación y grupos de excelencia en salud mental.

-          EL SCS deben impulsar y apoyar proyectos de investigación-acción que impliquen multidisciplinariedad y coordinación entre distintas áreas sanitarias.

-          EL SCS debe mejorar la formación de investigadores en técnicas básicas y aplicadas de investigación en salud mental.

-          La Comunidad Autónoma Canaria priorizará en sus convocatorias el área temática sobre Salud Mental y género.

 Evaluación

Indicadores

- Número de proyectos de investigación.

- Red de investigación en salud mental (existencia de la misma).

 

 Objetivo general 6

 Sistemas de información y evaluación.

 La reforma psiquiátrica en España ha supuesto uno de los cambios más importantes que han acaecido en el sistema sanitario español, sea por la repercusión social, el impacto económico, diferentes actuaciones puestas en marcha, pero la evaluación sistemática de los resultados de este proceso ha sido escasa y desigual en las distintas Comunidades Autónomas.

 Los sistemas de información son un pilar básico en la implantación y desarrollo del Plan de Salud, en general, y del plan de Salud Mental, en particular, ya que proporcionan los datos necesarios para la planificación y organización de servicios; el seguimiento y la evaluación, siendo además un instrumento esencial para la asistencia y la investigación. Se necesita conocer y cuantificar la magnitud de los problemas de Salud Mental (prevalencia y resto de indicadores epidemiológicos) así como información relativa a la actividad asistencial realizada (demoras, primeras consultas, ingresos, etc..)

 En nuestra Comunidad las fuentes de información actuales son:

-          Registro Acumulativo de Casos Psiquiátricos (RACP), implantado de forma generalizada en la Comunidad autónoma desde el tercer trimestre de 2008.

-          Conjunto Mínimo Básico de Datos (CMBD) al alta hospitalaria: que extracta la información del paciente en su proceso de hospitalización, recogiendo datos administrativos, clínicos y demográficos.

-          Censos y proyecciones de población.

-          Encuestas de salud.

LINEA DE ACCION 6.1

Potenciar, actualizar y explotar con indicadores de calidad el Registro de casos Psiquiátricos

Objetivo específico

6.1.1. Actualización del equipo informático, dotando de la necesaria electrónica de red a todos los dispositivos de Salud Mental, que lo equiparen al resto del sistema sanitario, lo que permitirá la conexión con las redes de los hospitales y con la Intranet corporativa.

 6.1.2. Promover que a la hora de desarrollar sistemas de registro y explotación de datos se tenga en cuenta la compatibilidad, tanto de criterios técnicos como tecnológicos, en los procesos de informatización clínica de los diversos ámbitos asistenciales (atención primaria, atención especializada comunitaria y hospitalaria).

 6.1.3. Incorporar de manera progresiva a los diferentes sistemas de información de la Comunidad Autónoma, la información específica sobre Salud Mental.

 LINEA DE ACCION 6.2

 Establecimiento de un sistema de información en Salud Mental, plasmado en la Historia clínica electrónica y la Agenda electrónica para citaciones.

 Objetivos específicos

 6.6.1. Desarrollo de los aspectos específicos de la historia de Salud Mental, adecuándolos a cada uno de los dispositivos específicos de la red asistencial.

 6.6.2. Desarrollo e implementación de la agenda electrónica en todos los dispositivos de Salud Mental

 LINEA DE ACCION 6.3

 La Comunidad Autónoma Canaria acordará el acceso y la difusión de información dirigida a la población, los profesionales y las Administraciones sanitarias.